miércoles, 20 de junio de 2012

SOY UN MIERDA ?




Hoy me he despertado en modo “ soy un mierda “. Llevo desde hace unos días como alma en pena con los acontecimientos que se han ido produciendo, sobre todo a partir del sábado 9 de junio, día en que se produjo el rescate financiero, que tanto afirmaba nuestro Gobierno que no se iba a producir. No soy capaz  de expresar el horror y la impotencia que me embarga, ante lo que nos espera. No seremos Grecia, pero vamos recorriendo poco a poco su mismo camino, con la insensata creencia, quizás, de que el resultado será diferente. Tenemos la experiencia de algunos países americanos y africanos que cayeron en la trampa del FMI y que tardaron décadas en levantar cabeza, otros siguen sumidos en la absoluta miseria.

Hay situaciones que crispan, otras te cabrean, existen las que te indignan y otras ya directamente te inflan las pelotas.
Que el presidente de casi todos los españoles, asegure durante casi dos semanas, él y  todo su ejecutivo, tanto por activa como por pasiva, que no va a haber rescate, la verdad, es que habiendo observado el panorama internacional y las - presiones –  recomendaciones tanto de la UE, el FMI y la propia EEUU, pues como que crispa. Que al final, los españoles, seamos los últimos en enterarnos de que se produce el rescate financiero – el otro ya vendrá, ojalá que no -  pues cabrea. Que el presidente de casi todos los españoles, en un momento tan crucial para el futuro de nuestro país no dé la cara y explique a los ciudadanos, que supuestamente representa, la situación y el porqué se ha producido dicho rescate financiero, no deja de ser indignante. Pero ya lo que realmente te rebasa y colma la paciencia hasta el infinito, es que al dar la cara, debido a las presiones tanto por parte de las redes sociales, como de la sociedad en su conjunto, al señor Rajoy, no se le ocurre otra genialidad que vendernos el rescate como un triunfo. Como si nos hubiese tocado la lotería o que gracias a su genialidad y buen hacer, la UE nos hubiese regalado 100.000 millones de euros.

Esta mañana me he encontrado con mi colega “ el negro “, amigo de aquí del barrio, buena gente que te rilas. No es que sea negro de raza  –  aunque lo fuese no pasaría nada  –  más bien es un mote que le viene desde que era niño, que hace alusión a la tez morena que caracteriza su físico. Hacía una temporada que no le veía y ayer, se terció que tomáramos una cervecita. Mi amigo tiene 45 tacos, trabajaba en la construcción, digo trabajaba, porque lleva en el paro desde finales del 2008. Tiene familia a su cargo, y una hipoteca de su vivienda, de la que al parecer, se hacen cargo desde hace un tiempo, los padres de él y su pareja, que cuentan con respectivas pensiones de jubilación.   Estaba yo tan a gusto, degustando mi rubia fresquita, y disfrutando de conversación intrascendente, evocadora y placentera, cuando surgió el tema. Comenzamos vacilando con la prima – la de riesgo, claro –  y mi amigo acabó diciendo: “ menos mal que ahora nos ha dado cien mil millones de euros la UE, para levantar esto y que los bancos vuelvan a dar créditos, porque yo es que estoy asfixiado “. Al principio, pensaba que la cosa iba de coña, y no pude evitar atragantarme con la cerveza, me pilló la afirmación por sorpresa y no pude evitar la carcajada. Cuál fue mi sorpresa al comprobar que había más personas en el establecimiento que secundaban semejante parecer.

Hace unos días descubrí – gracias a Maese Iñiguez (@igniguez) -  una carta de los Inspectores del Banco de España, que iba dirigida al entonces  Vicepresidente Segundo de España: Pedro Solbes. Quien además, era Ministro de Economía y Hacienda. En dicha carta, se le advertía de la situación que padecemos hoy día como algo que podía ocurrir. Podemos entender que esta situación podía haberse prevenido, la misiva está fechada en 2006, antes de que comenzase esta demoledora crisis que vivimos. Los inspectores ven con esperpento, como se  hace caso omiso a los informes que avisan sobre la excesiva concesión de créditos destinados al ladrillo y la falta de regulación y previsión por parte de su jefe el señor Caruana. Los responsables del entuerto; Jaime Caruana, dirige el Banco de Pagos Internacionales – BIS - ,  Pedro Solbes, es actualmente consejero de Barclays. ¿Qué banco, acoplará a M. Ángel Fernández Ordoñez en su consejo de administración para agradecer los servicios prestados?.

En estos momentos hay tres mineros que se mantienen encerrados en un pozo de Langreo, apoyados por sus compañeros que mantienen una protesta activa, manifestándose, cortando carreteras y no dejándose apalear por las fuerzas del – supuesto – orden. Todo dentro del marco de una huelga indefinida, que exige al Gobierno que mantenga los acuerdos y ayudas al sector pactados hasta el 2018. Ahora resulta que el Gobierno se da cuenta de que la minería en nuestro país no tiene precios competitivos. Ahora que llevamos manejados dos años por Alemania y dentro de poco seremos – probablemente -  carne del FMI.  El carbón de fuera es más barato, porque está basado, entre otras cosas, en la esclavitud.  El caso de los mineros es un caso más, dentro de  los engaños de nuestros dirigentes a los ciudadanos. Las subvenciones iban destinadas a ir reconvirtiendo puestos de trabajo del sector minero hacia otros sectores. Las zonas mineras han recibido –  en su momento –  mediante ayudas, cuatro parques  y mejoras en algunas carreteras. El resto del dinero no sabemos dónde ha ido a parar. Si se recortan las subvenciones en el porcentaje que pretende el Gobierno, el sector minero muere, son miles de familias las que dependen de esas ayudas para poder vivir.

El caso es que o secundamos el ejemplo de los ciudadanos de la cuenca minera, y vamos unidos a por todas, o procuramos tener memoria, cuando nos toca pronunciarnos en los comicios electorales y nos aplicamos a la hora de reclamar nuestros derechos. No es por ponerme cansino, pero se están produciendo verdaderos adelantos en el tratamiento de la enfermedad de alzheimer, es importante recordar todas estas cosas, no olvidemos.

Que el gobierno del señor Rajoy está instalado en una mentira continuada es algo obvio, pero aún así, no me acaba de cuadrar - torpe que es uno -  que nos vendiera, en su momento, el gran negocio que suponía la línea de crédito abierta por la UE  para nuestra banca vía FROB, y ahora en plena cumbre del G20, trate de renegociar el acuerdo. Al parecer, lo que hace unosdías era un chollo y no nos comprometía en nada, empieza a ser algo jodido.  Por otro lado, a pesar del rescate financiero y la forma audaz de gestionar el asunto por parte de nuestro Gobierno con el señor Rajoy al frente, la prima de riesgo no deja de subir, ya está casi en 600 puntos. Yo creo que lo mejor es que nos lo explicase la señora Botella, flamante alcaldesa de Madrid. Con el verbo fácil que utiliza en el vídeo, seguro que lo entenderíamos todos.



Es lo que trataba de explicarle ayer a mi amigo “ el negro “, que la cosa no es exactamente como nos la pintan, que nadie da dinero de forma baldía y que probablemente, ese rescate hará sufrir y pasarlo mal a mucha gente, a los de siempre, claro. Que seguramente pasarán años hasta que vuelva a fluir el crédito de nuestras entidades financieras y que probablemente, nunca nada volverá a ser como antes. Que ese dinero es para los bancos, para sanear sus balances del exceso de codicia, y que puedan devolver el dinero que pidieron prestado a bancos alemanes y franceses en pleno apogeo de la burbuja inmobiliaria. Vi la expresión en la cara de mi amigo y entonces mi otro amigo “ el marciano “ me dijo: “ Que cabrón eres acabas de arrancar la esperanza de cuajo a una buena persona “. Y yo me acojoné y en mi remordimiento sólo pude articular un tímido: “ pero bueno, no me hagas mucho caso, a lo mejor luego no es tan así “. Apuré la cerveza, me despedí y me marché. Hay veces que en esta vida uno tiene que ser un mierda.
              
Pero eso fue ayer...



* El cuadro de la portada es una obra de D. Diego Villalba.

5 comentarios:

Pernando Gaztelu dijo...

Es triste, pero real. Me ha gustado tanto la manera de contarlo como lo que cuentas. No tenemos más que, a pesar de nosotros, entender que lo que se viene es duro de cojones. Por otro lado, más vale dejar la poca esperanza a algunos que la tienen. Yo la única esperanza que tengo es que aprendamos unos pocos a gestionar lo poco que nos quede para fundar nosotros una nueva sociedad. La que nos quede.

Será esta Sociedad una con mayúsculas, porque la actual, para mí, es un títere del capital, un redil encarriado al abismo.

ZHU-DE dijo...

Si, a veces se siente uno así, ¿que es mejor? ¿informar al pópulo bárbaro del tamaño, calidad y resistencia de la soga que va a ahorcarlo o darle falsas esperanzas para que este tranquilo hasta el fatal desenlace? dificil pregunta y mas dificil respuesta, yo personalmente soy partidario de sobreponerme a ese sentimiento de culpa y decir la verdad. Alguno se hundirá en la miseria pero otros quizas tomen conciencia, los hechos son tozudos y la situación se va a llevar a muchos por delante, como la sequia se lleva a los ñus del Kalahari cuando hay sequia como consecuencia del Niño. Esto no es por un fenómeno natural, sino por la voluntad tiránica de unos cuantos, pero el resulado será el mismo.

En 1941 el Ghetto de Varsovia tenia medio millon de habitantes forzados, los grupos de resistencia trataron de avisar a la gente de lo que se avecinaba, el Consejo Judio del Ghetto no se lo creyó, era demasiado enorme, al final solo quedaron 50.000, para entonce era claro lo cual seria el desenlace, asi que eligieron morir con honor, matando demonios. Espero empezar a matar demonios mucho antes esta vez.

Desalentado dijo...

Lo primero agradecer sus comentarios.

Quisiera aportar un dato que me parece relevante. Más del 50% - según encuestas - de los españoles, sabe que el rescate tendrá un alto coste social, con recortes, despidos y demás barbaridades. Aún así un 85% están de acuerdo con que el rescate era necesario.

Vivimos en una sociedad que nos inculca minimizarlo todo, entre otras cosas el dolor.
Necesitamos una alternativa clara.
Lo primero estar unidos, porque así somos una aplastante mayoría, y tener claro que esto hay que cambiarlo.
Organización; con acciones puntuales, concretas y constantes.
Entonces podremos hacer despertar, a padres, hijos, familiares y amigos, mirándoles a los ojos, hablándoles claro y sin ningún tipo de remordimiento, veamos el grado de desesperación que veamos, porque hay alternativa a la resignación que se han empeñado en inculcarnos.
Las cosas se cambian luchando, no resignándose.

Spain Media Resources dijo...

Excelente trabajo. Te lo hemos rebotado aquí

http://elperiodicodeextremadura.blogspot.com.es/

Desalentado dijo...

Muy amable. Gracias.