jueves, 27 de febrero de 2014

SECRETOS




"La coca sale de una planta, por lo tanto cuenta como ensalada".

Belén Esteban




 Ya no resulta ningún secreto, como hemos podido comprobar a lo largo de todos estos años, el hecho de que nuestro actual presidente del gobierno es muy de juegos. Comenzó jugando al "Veo, Veo", hace muchísimo tiempo, describiéndonos a su manera unos supuestos hilillos de plastilina. Continuó, durante ocho años, jugando al Pilla-Pilla con Rodríguez Zapatero. Hace poco más de dos años, don Mariano, probó nuestra inteligencia, haciéndonos trampas jugando al Verdadero ó Falso. Sabemos que le gusta gobernar basándose en la dinámica del Escondite, dirigiendo un partido y un Gobierno sobrecogido, que ha demostrado que le gustan los juegos de Cartas, sobre todo por el sobre, y más concretamente por el color de lo que contenían. Cómo será el concepto de gobernar que tiene el Sr. Rajoy, que el otro día, anunciaba que como saliese a la palestra, en su partido, una rubia de bote más, refundaba los "Angeles de Charlie".

No podemos olvidar, el indiscutible mérito de nuestro presidente, al hacernos jugar a todos a un tipo de Rescate en su variedad de simulado y diferido, en el que siempre, el que la "liga" es el pueblo. Consiguiendo introducir el Monopoly en nuestros hogares, para dejarnos más patente que nunca Quién es Quién, y la máxima de que la banca siempre gana a los que nacimos en el bando perdedor.

Gracias a la transparencia del Gobierno en su función, ya no nos resulta ignoto el detalle de la afición de nuestro Presidente por correr. Al parecer, resulta que es un devoto del footing, en su modalidad estática "típica mariana" y carente de sudor, que como dice Báñez: "el que nuestro presidente, algún día sude, sería un auténtico milagro, porque hacerle correr, es más difícil que conseguir que la reforma laboral beneficie en algo a un trabajador".

Pero más que de practicar, el Sr. Rajoy, está claro que es más de ver: le gusta ver a otros practicar deporte, mientras se fuma un buen puro sentado en el sofá. Le gusta ver la liga BBVA, porque le huele a banco, al Real Madrid, porque lo ve de blanco y a la selección española, porque más que "Marca España", comienza a parecer una marca blanca.

Como emprendedor - que se le supone -, y gran aficionado al deporte que es - no en vano lee todos los días el Marca - desde que llegó a Moncloa, no ceja en el empeño de crear nuevas modalidades deportivas. Comenzó; como sustituta de la "Lucha Libre", difundiendo por Europa y el mundo, La Persecución, en su modalidad de perroflauta perseguido por UIP violento armado hasta los dientes. Después, ha conseguido rememorar aquella versión de "Lápiz y Papel", demostrando que nuestros antidisturbios, además, también saben escribir, al hacerles tomar nota de todo ciudadano que protestara por discrepar de las ideas del Gobierno, para multar de forma desproporcionada con intención intimidatoria, tratando de amedrentar la disconformidad del pueblo, para tratar de acallar y anular cualquier tipo de oposición al Régimen.
Tras probar esta versión "Paquito" implantada en el siglo pasado por Franco, cuando se apuntaba en las obras y fábricas, quiénes eran los que tomaban bocadillo durante el tiempo estipulado para el almuerzo. Don Mariano pretende ir más allá e inspirado, quizás, por una interpretación personal del programa "Todos al Agua", nos amenaza con un futuro de protesta mojada. No en vano, interior comienza a encargar camiones que lanzarán chorros de agua contra los futuros manifestantes.

Conviene reseñar que a pesar de cultivar esta modalidad deportiva, nuestro primer ministro, trata por todos los medios de ocultar su difusión, sobre todo al exterior de España. Siempre tan modesto y reservado, evita dar cualquier tipo de explicación sobre los detalles, pero ya se le conoce muy interesado en otro deporte en alza. En este caso, parece ser que se trata del tiro al blanco. Bueno; debido a las protestas efectuadas por efectivos de la benemérita destinados en Ceuta, conviene especificar, que les resultó imposible acertar a ningún objetivo porque la modalidad concretamente se corresponde con el tiro al negro:"y así, es muy difícil", resumía el responsable de la intervención en aguas fronterizas.

Al cabo de unos días, curiosamente, el responsable - ja,ja,ja - de interior: el ministro Fernández Díaz - amén - nos relataba en "el conqueso de los imputados" un divertidísimos sketch, en el cual, a pesar de la impecable actuación de nuestras fuerzas del orden, lanzándoles pelotas de goma a los inmigrantes, debido, al parecer, a que no había suficientes salvavidas para todos, en el que resultaba difícil entender, no ya el número de muertes, sino el hecho de que alguno de los negros inmigrantes consiguiesen llegar vivos a tierra.

Lo que más llama la atención en don Mariano, además de su atlético porte y su ininteligible letra, es ese Don natural, con el que nuestro amigo de la siesta, sube al estrado del Congreso y nos dice que "España avanza". Y desde su inmovilismo, nos recalca que menos mal que está él ahí, en Moncloa, solucionándonos el paro por mediación de la Virgen del Rocío y la crisis por decreto.

Al escuchar a don Mariano autoproclamarse como el auténtico salvapatrias, me he dicho: "ahora sí que me quedo tranquilo. Este es el año de la recuperación, no sabemos para quién, porque los bancos siguen estafando - perdón - ganando más que nunca, y ya vemos la trayectoria que lleva vuestro presidente. Vamos que sólo falta que sigamos emigrando, para que Mariano consiga el pleno empleo".

3 comentarios:

thedazzlingdarkness dijo...

Absolutamente repugnante todo esto. Es triste leer verdades como puños. Pero muchos o tenemos los ojos bien abiertos o están empezando a hacerlo.
Necesitamos instigar a mentes ajenas a que piensen libremente. NO se pueden negar evidencias tan claras como las visuales. Y más cuando son tus propios ojos las que las ven.

Nos estamos yendo a la mierda...

Espíritu propio dijo...

La máxima de que una mentira que se repite mucho llega a considerarse verdad es un hecho evidente para este gobierno de tecnocratas enlazados hasta intimamente con la casta empresarial,siendo ellos mismos parte de la gran mentira de la verdad y viceversa.
A mi alrededor suelo ver mansedumbre en la aceptación de las injusticias:Es el puto legado que nos dejaron nuestros padres y abuelos:el miedo.

Desalentado dijo...

Me gustaría contestar primero a Don Espíritu propio.
Estoy, casi, de acuerdo con usted, pero con algunos matices:

1) La máxima que menciona, no llega a convertirse en verdad nunca. Otra cosa es que insistan en vendernos eso, y en mayor o menor medida, un buen puñado de incautos se lo sigan tragando.

2) Muy de acuerdo con usted en la mansedumbre y resignación ante la injusticia, imperante en estos tiempos. Pero no sé si hablamos del mismo tipo de miedo, que impone esa sensación de aceptación y del todo vale ante la injusticia, en el panorama actual.
No sé qué edad tiene usted, pero desde luego, no creo que el miedo, sea precisamente un legado que acarremos de nuestros antepasados, al menos no el mismo tipo de miedo que nos aboca, hoy, a esa mansedumbre, conformismo y resignación ante la situación que padecemos la mayoría. Un saludo.

Don thedazzlingdarkness:

Soy de la opinión de que nunca la hemos abandonado, al menos del todo. Sí, me refiero a la mierda.

Gracias por aportar su opinión.